01 (477) 750 7293 info@medii.co
Adalat Oros  30mg Caja Con 30 Tabletas

Adalat Oros 30mg Caja Con 30 Tabletas

ANTIHIPERTENSIVOS

Precio más bajo

$ 444.00

Comparte:

Comparativa de precios

Farmacia Precio
Farmacias Guadalajara Farmacias Guadalajara $444.00
Farmacia San Pablo Farmacia San Pablo $459.50
Walmart Walmart $478.00
Soriana Soriana $486.00
Benavides/Farmacias abc Benavides/Farmacias abc $487.00
Los precios que a continuación se muestran, deberán de tomarse únicamente como referencia, ya que los precios están sujetos a cambios periódicamente.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: Oral.

El tratamiento se adaptará, en la medida de lo posible, a las necesidades de cada paciente.

La dosis diaria se ajustará gradualmente, según el cuadro clínico.

Salvo prescripción contraria, se recomienda administrar las dosis siguientes a los adultos:

Enfermedad arterial coronaria:

Angina de pecho estable y crónica (angina de esfuerzo).

1 comprimido de ADALAT OROS® de 30 mg al día (1 x 30 mg/día).

1 comprimido de ADALAT OROS® de 60 mg al día (1 x 60 mg/día).

Hipertensión arterial sistémica:

1 comprimido de ADALAT OROS® de 30 mg al día (1 x 30 mg/día).

1 comprimido de ADALAT OROS® de 60 mg al día (1 x 60 mg/día).

En general, el tratamiento se iniciará con 30 mg, una vez al día.

La dosis se podrá incrementar de forma escalonada hasta 120 mg, una vez al día, según la gravedad de la enfermedad y la respuesta del paciente.

La coadministración de inhibidores o inductores de CYP3A4 puede exigir un cambio en la dosis de nifedipino o incluso su retirada (véase Interacciones medicamentosas y de otro género).

Duración del tratamiento: El médico tratante deberá determinar la duración del tratamiento.

Administración: ADALAT OROS® deberá deglutirse por completo con suficiente líquido (250 ml) independientemente de las comidas. Durante el tratamiento con ADALAT OROS® se deberá evitar el consumo de jugo de toronja (véase Interacciones medicamentosas y de otro género).

Información adicional sobre poblaciones especiales:

Niños y adolescentes: No se han establecido la seguridad y la eficacia de ADALAT OROS® en niños menores de 18 años de edad.

Pacientes geriátricos: Según los datos de farmacocinética de ADALAT OROS® no es necesario realizar ningún cambio en la dosis de pacientes geriátricos de más de 65 años.

Pacientes con alteración de la función hepática: En los pacientes con alteración de la función hepática, es necesario realizar un control cuidadoso y, en algunos casos, disminuir la dosis.

Pacientes con alteración de la función renal: Según los datos de farmacocinética, no se requiere ningún ajuste de la dosis en los pacientes que tienen alteración de la función renal (véase Farmacocinética y farmacodinamia).

Las tabletas no se deben masticar ni romper.



RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco.

Debido a que la sustancia activa, nifedipino, es sensible a la luz, las tabletas sólo deberán extraerse para su uso inmediato.



ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO:Nifedipino aumenta la excreción urinaria de sodio y agua. Pueden ocurrir alteraciones en las pruebas de funcionamiento hepático y aumento de la DHL. Puede haber alteración de las pruebas de funcionamiento renal y así mismo elevaciones falsas positivas de los niveles de AVM (ácido vanililmandélico).

Puede producir elevaciones falsas positivas en los valores espectrofotométricos de ácido vanililmandélico en orina. Sin embargo, la medición por cromatografía de líquidos de alta resolución (HPLC) no es afectada.



CONTRAINDICACIONES: ADALAT OROS® está contraindicado en casos de hipersensibilidad conocida o sospechada al nifedipino o cualquiera de los componentes de la formulación.

ADALAT OROS® está contraindicado en el embarazo antes de la semana 20 y durante la lactancia (véase Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia).

ADALAT OROS® no debe administrarse en caso de choque cardiogénico.

ADALAT OROS® no debe usarse en pacientes con la bolsa de Kock (ileostomía después de proctocolectomía).

ADALAT OROS® no debe administrarse en combinación con rifampicina, ya que el uso concomitante provoca que los niveles plasmáticos de nifedipino no sean eficientes, debido a la inducción enzimática (véase Interacciones medicamentosas y de otro género).



REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS: Las reacciones adversas al medicamento (RAM) halladas en los estudios controlados con nifedipino y placebo y clasificadas por las categorías de frecuencia de CIOMS III (base de datos de los estudios clínicos: nifedipino n = 2,661; placebo n = 1,486; estado: 22 de febrero de 2006 y estudio ACTION: nifedipino n = 3,825; placebo n = 3,840) se enumeran a continuación:

Las reacciones adversas al medicamento enumeradas bajo la columna "frecuente" se apreciaron con una frecuencia inferior a 3%, con excepción del edema (9.9%) y cefalea (3.9%).

Las frecuencias de las reacciones adversas al medicamento informadas con nifedipino se resumen en la tabla que sigue a continuación. Los efectos adversos se presentan por orden de gravedad dentro de cada grupo de frecuencia. Los grupos de frecuencia se definen como frecuente (> 1/100 a 1/10), poco frecuente (> 1/1,000 a 1/100) y rara (> 1/10,000 a 1/1,000). Los efectos adversos al medicamento identificados sólo durante la vigilancia en curso posterior a la comercialización y por los que no se pudo calcular una frecuencia se enumeran bajo la columna desconocida.

Clasificación por órganos
y sistemas (MedDRA)

Frecuente

Poco frecuente

Rara

Desconocida

Trastornos de la sangre
y del sistema linfático

     

Agranulocitosis
Leucopenia

Trastornos del sistema
inmunitario

 

Reacción alérgica
Edema alérgico/angioedema
(incluye el edema de laringe)

Prurito
Urticaria
Erupción
cutánea

Reacción anafiláctica/
anafilactoide

Trastornos psiquiátricos

 

Reacciones de ansiedad
Trastornos del sueño

   

Trastornos del metabolismo
y de la nutrición

     

Hiperglucemia

Trastornos del sistema
nervioso

Cefalea

Vértigo
Migraña
Mareo
Temblores

Parestesias/
disestesias

Hipoestesia
Somnolencia

Trastornos oculares

 

Alteraciones visuales

 

Dolor de ojos

Trastornos cardiacos

 

Taquicardia
Palpitaciones

 

Dolor de pecho (angina de pecho)

Trastornos vasculares

Edema
Vasodilatación

Hipotensión
Síncope

   

Trastornos respiratorios,
torácicos y mediastinales

 

Hemorragia nasal
Congestión nasal

 

Disnea

Trastornos gastrointestinales

Estreñimiento

Dolor gastrointestinal y abdominal
Náuseas
Dispepsia
Flatulencia
Sequedad de boca

Hiperplasia
gingival

Bezoar
Disfagia
Obstrucción intestinal
Úlcera intestinal
Vómito
Insuficiencia gastroesofágica y del esfínter esofágico

Trastornos hepatobiliares

 

Aumento pasajero de las enzimas hepáticas

 

Ictericia

Trastornos de la piel y
del tejido celular subcutáneo

 

Eritema

 

Necrólisis epidérmica tóxica
Reacción alérgica
de fotosensibilidad
Púrpura palpable

Trastornos
musculosqueléticos
y del tejido conjuntivo

 

Calambres musculares
Tumefacción articular

 

Artralgia
Mialgia

Trastornos renales y urinarios

 

Poliuria
Disuria

   

Trastornos del aparato
reproductor y de la mama

 

Disfunción eréctil

   

Trastornos generales
y alteraciones en el sitio
de administración

Sensación
de malestar

Dolor inespecífico
Escalofríos

   

Efectos sobre la capacidad de conducción de vehículos y uso de maquinaria: Las reacciones medicamentosas, que varían de intensidad de una persona a otra, pueden alterar la capacidad de conducción de vehículos o el uso de maquinaria sobre todo al inicio del tratamiento, al cambiar la medicación o si se ingiere al mismo tiempo alcohol.



RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA:Nifedipino está contraindicado en el embarazo antes de la semana 20 de gestación, (véase Contraindicaciones).

No se dispone de estudios clínicos adecuados controlados en mujeres embarazadas.

Estudios en animales han demostrado que nifedipino tiene efectos embriotóxicos, fototóxicos y teratogénicos.

Se ha demostrado, en estudios con animales, que nifedipino posee embriotoxicidad, fetotoxicidad y teratogenia (véase Datos preclínicos de seguridad).

Lactancia: Nifedipino pasa a la leche materna. Debido a que no se dispone de experiencia sobre los posibles efectos en el lactante, se deberá suspender la lactancia en caso que el tratamiento con nifedipino sea necesario.



FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA:

Farmacocinética: ADALAT OROS® está formulado para liberar nifedipino de forma continua durante 24 horas. Nifedipino se libera de las tabletas con una cinética de orden cero a través de un procedimiento de impulsión-atracción (push-pull) osmótica controlado por una membrana. La tasa de liberación es independiente del pH gástrico o de la motilidad intestinal. Después de la administración oral, los componentes inertes de la tableta permanecen sin cambio durante el tránsito gastrointestinal y son eliminados en las heces como un material insoluble.

Absorción: Nifedipino se absorbe casi completamente después de su administración oral. La disponibilidad sistémica de las formulaciones de nifedipino de liberación inmediata para administración oral (cápsulas de nifedipino) asciende a 45-56% debido al efecto de primer paso. La biodisponibilidad en estado estacionario de las tabletas de ADALAT OROS® oscila entre 68 y 86% de la de las cápsulas de nifedipino. La administración con los alimentos modifica levemente la velocidad inicial de absorción pero no influye en la disponibilidad total.

Las concentraciones plasmáticas del fármaco aumentan con una velocidad controlada después de administrar la dosis de ADALAT OROS® y alcanzan una meseta de 6 a 12 horas después de la primera toma.

Cuando se administra el tratamiento durante varios días, las concentraciones plasmáticas mencionadas se mantienen relativamente constantes, con escasísimas fluctuaciones entre los valores máximos y mínimos durante el intervalo posológico de 24 horas (0.9-1.2 ng/ml).

El cuadro siguiente ilustra las concentraciones plasmáticas máximas (Cmáx.) que se alcanzan con las tabletas de ADALAT OROS® y el tiempo necesario (Tmáx.):

 

Cmáx.
[ng/ml]

Tmáx.
[h]

ADALAT OROS® de 30 mg

20-21

12-15*

ADALAT OROS® de 60 mg

43-55

7-9*

* Poco evidente debido a la forma en meseta que adoptan las concentraciones plasmáticas en el tiempo.

Distribución: Nifedipino se une en 95% a las proteínas del plasma (albúmina). La vida media de distribución, después de su administración intravenosa, varía entre 5 y 6 minutos.

Biotransformación: Después de su administración oral, nifedipino se metaboliza en la pared intestinal y en el hígado, sobre todo a través de procesos oxidativos. Estos metabolitos carecen de actividad farmacodinámica.

Nifedipino se excreta en forma de metabolitos, sobre todo por los riñones y en 5-15% a través de la bilis (con las heces). La sustancia intacta sólo se recupera en cantidades mínimas (menos de 0.1%) en la orina.

Eliminación: La vida media de eliminación terminal en la presentación de cápsulas de 10 mg es de 1.7 a 3.4 horas. Para ADALAT OROS®, este no es un parámetro significativo, ya que la concentración plasmática se mantiene constante debido a la liberación y absorción continuas. Después de que la última dosis se absorbe, la concentración en plasma disminuye, con una vida media de eliminación igual a la observada con las cápsulas. En caso de insuficiencia renal, no se han detectado cambios sustanciales en comparación con voluntarios sanos. En casos de insuficiencia hepática la depuración total está reducida. La reducción de la dosis podría ser necesaria en casos severos (véase Precauciones generales).

Farmacodinamia: Nifedipino es un antagonista del calcio del grupo de las 1,4-dihidropiridinas. Los antagonistas del calcio reducen la entrada transmembránica de los iones de calcio a través de los canales lentos hacia la célula. Nifedipino actúa predominantemente en las células miocárdicas y en las células musculares lisas de las arterias coronarias y de los vasos de resistencia periférica.

A nivel cardiaco, nifedipino dilata las arterias coronarias, especialmente los vasos largos de conductancia, incluso en los segmentos de las áreas parcialmente estenosadas. Además, nifedipino reduce el tono del músculo liso vascular en las arterias coronarias y previene el vasoespasmo.

El resultado final es el incremento del flujo sanguíneo coronario con aumento del aporte de oxígeno. De forma paralela, nifedipino reduce la demanda de oxígeno al disminuir la resistencia periférica (poscarga). Con la administración de nifedipino a largo plazo también puede prevenirse el desarrollo de nuevas lesiones ateroescleróticas en las arterias coronarias. (Estudio INTACT).

Nifedipino reduce el tono del músculo liso arteriolar, disminuyendo la resistencia periférica y, en consecuencia, la presión arterial. Al inicio del tratamiento con nifedipino (primeras dosis) se puede presentar un incremento transitorio reflejo de la frecuencia cardiaca y, por tanto, del volumen latido. Sin embargo, este incremento no es suficiente para compensar la vasodilatación. Además, nifedipino incrementa la eliminación de sodio y de agua en la administración tanto a corto como a largo plazo (efecto natriurético). El efecto reductor de la presión arterial de nifedipino es particularmente pronunciado en pacientes hipertensos.

En un estudio multinacional, aleatorio, doble-ciego y prospectivo con 6,321 pacientes hipertensos con un factor de riesgo adicional, como mínimo, que fueron vigilados de 3 a 4.8 años, nifedipino (ADALAT OROS®) redujo los eventos cardiovasculares y cerebrovasculares en grado comparable a una asociación estándar de diuréticos.

En el estudio ACTION, multicéntrico, aleatorio, controlado con placebo y doble-ciego, con un seguimiento de 5 años, se investigaron los efectos de ADALAT OROS®, en comparación con placebo, sobre la evolución clínica de 7,665 pacientes con angina de pecho estable con tratamiento óptimo. La variable principal de eficacia (tasa combinada de muerte por cualquier causa, infarto agudo de miocardio, angina de pecho refractaria al tratamiento, insuficiencia cardiaca manifiesta de reciente comienzo, evento vascular cerebral incapacitante y revascularización periférica) no difirió entre los pacientes asignados a ADALAT OROS® (n = 3,825) o a placebo (n = 3,840)
(P = 0.54). El análisis predefinido de subgrupos, en el que se evaluó a 3,997 pacientes con angina de pecho e hipertensión inicial, quedó manifiesto un descenso significativo de 13% de la variable principal de eficacia. ADALAT OROS® mostró ser seguro, de acuerdo con la variable principal de seguridad (tasa combinada de muerte por cualquier causa, infarto agudo de miocardio y evento vascular cerebral incapacitante), la cual fue similar en los dos grupos de tratamiento (p = 0.86).

ADALAT OROS® tuvo un efecto positivo sobre dos de las tres variables secundarias predefinidas. La tasa combinada de muerte, los eventos cardiovasculares principales, la revascularización y la angiografía coronaria disminuyeron en 11%
(p = 0.0012); el motivo principal obedeció a un claro descenso en la necesidad de angiografía coronaria. En el grupo de nifedipino se observaron 150 angiografías coronarias menos, como primer evento, que en el grupo placebo. El número total de eventos vasculares disminuyó en 9% (p = 0.027); el motivo principal fue una disminución en la necesidad de intervenciones coronarias percutáneas y cirugía de revascularización. En total, en el grupo de nifedipino se efectuaron 89 intervenciones menos, que en el grupo placebo, como primer evento. El resultado de la tercera variable secundaria “eventos cardiovasculares importantes” no reflejó diferencias entre los dos grupos de tratamiento (p = 0.26).



FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada TABLETA contiene:

Nifedipino

30 mg

60 mg

Excipiente, c.b.p.

1 tableta

1 tableta



INDICACIONES TERAPÉUTICAS:

• Tratamiento de la enfermedad arterial coronaria.

• Angina de pecho estable y crónica (angina de esfuerzo).

• Tratamiento de la hipertensión arterial sistémica.

Un estudio multinacional, aleatorio, doble-ciego y prospectivo que incluyó 6,321 pacientes hipertensos con un factor de riesgo cardiovascular adicional vigilados como mínimo durante 3 a 4.8 años, nifedipino (ADALAT OROS®) demostró la reducción de los eventos cardiovasculares y cerebrovasculares en grado comparable a una asociación estándar de diuréticos (véase Farmacocinética y farmacodinamia).



INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO:

Fármacos que modifican al nifedipino: Nifedipino es metabolizado por la isoenzima 3A4 localizada en la mucosa intestinal e hígado. Los fármacos que inhiben o inducen este sistema enzimático pueden modificar el efecto de primer paso (después de la administración oral) o la eliminación de nifedipino (véase Precauciones generales). La magnitud, así como la duración de las interacciones deberá considerarse cuando se administre junto con los siguientes fármacos:

Rifampicina: Es un potente inductor del sistema CYP3A4. Durante la administración concomitante, la biodisponibilidad y eficacia de nifedipino disminuyen. El uso de nifedipino en combinación con rifampicina está contraindicado (véase Contraindicaciones).

Durante la administración concomitante con inhibidores moderados o leves del citocromo P-450 3A4 como los que se mencionan a continuación. Se deberá monitorear la presión arterial y si es necesario, se deberá considerar la reducción de la dosis (véase Dosis y vía de administración).

Antibióticos macrólidos (por ejemplo, eritromicina): No se han realizado estudios sobre la interacción de nifedipino con macrólidos. Algunos antibióticos macrólidos son inhibidores conocidos del metabolismo de algunos fármacos vía citocromo P-450 3A4. Por lo tanto, no se puede descartar un incremento potencial en las concentraciones plasmáticas de nifedipino.

Aunque está ligada estructuralmente a los antibióticos macrólidos la azitromicina, no es un inhibidor del CYP 3A4.

Inhibidores de proteasa anti-VIH (por ejemplo, ritonavir): No se ha realizado un estudio clínico para investigar la potencial interacción entre nifedipino y ciertos inhibidores de proteasa anti-VIH. Los fármacos de esta clase son inhibidores conocidos del sistema de la isoenzima CYP3A4 del citocromo P-450. Adicionalmente, los fármacos de esta clase han demostrado inhibir in vitro, el metabolismo de nifedipino mediado por CYP3A4. Cuando estos fármacos se administran concomitantemente con nifedipino, no se puede descartar un incremento sustancial en la biodisponibilidad sistémica de nifedipino debido a la disminución del efecto de primer paso hepático y una disminución de la eliminación (véase Precauciones generales).

Antimicóticos azoles (por ejemplo, ketoconazol): No se ha desarrollado un estudio formal para evaluar el potencial de interacción entre nifedipino y antimicóticos azólicos. Los fármacos de esta clase son inhibidores conocidos del sistema CYP3A4. En la administración concomitante de nifedipino y ketoconazol por vía oral, no se pueden descartar incrementos en la biodisponibilidad sistémica de este último debido a una disminución del metabolismo de primer paso (véase Precauciones generales).

Fluoxetina: No se ha desarrollado un estudio clínico para investigar el potencial de interacciones entre nifedipino y fluoxetina. La fluoxetina ha demostrado inhibir in vitro el metabolismo de nifedipino mediado por CYP3A4. Por lo tanto, no se puede descartar incremento en las concentraciones plasmáticas de nifedipino después de la administración concomitante de ambos fármacos (véase Precauciones generales).

Nefazodona: No se ha desarrollado un estudio clínico formal para investigar el potencial de interacción entre nifedipino y nefazodona. Se ha demostrado que la nefazodona inhibe el metabolismo de otros fármacos mediado por CYP3A4. Por lo tanto, no se puede descartar incremento en las concentraciones plasmáticas de nifedipino después de la administración concomitante de ambos fármacos (véase Precauciones generales).

Quinopristin/dalfopristin: La administración simultánea de quinopristin/dalfopristin y nifedipino puede producir incremento en las concentraciones plasmáticas de nifedipino (véase Precauciones generales).

Ácido valproico: No se han realizado estudios formales para investigar el potencial de interacción entre nifedipino y ácido valproico. Se ha demostrado que el ácido valproico incrementa las concentraciones plasmáticas de un agonista del calcio de estructura parecida, nimodipino, debido a inhibición enzimática. Por lo anterior, no se puede descartar incremento de las concentraciones plasmáticas de nifedipino así como su eficacia (véase Precauciones generales).

Cimetidina: Debido a los efectos de inhibición de la isoenzima CYP3A4 del citocromo P-450, cimetidina eleva las concentraciones plasmáticas de nifedipino y puede potencializar el efecto antihipertensivo (véase Precauciones generales).

Cisaprida: La administración simultánea de cisaprida y nifedipino puede producir incremento en las concentraciones plasmáticas de nifedipino.

Fármacos antiepilépticos inductores de la isoenzima CYP3A4 del citocromo P-450 (fenitoína, carbamazepina y fenobarbital): La fenitoína induce la isoenzima CYP3A4 del citocromo P-450. Durante la administración concomitante de fenitoína, la biodisponibilidad y eficacia de nifedipino se reduce. Cuando ambos fármacos se administran de forma concomitante, la respuesta clínica a nifedipino se debe monitorear, y si es necesario, se deberá considerar incrementar la dosis de nifedipino. Si la dosis de nifedipino se incrementa durante la administración concomitante de ambos fármacos, se deberá considerar disminuir la dosis de nifedipino al descontinuar el tratamiento con fenitoína. No se han realizado estudios formales para investigar las interacciones potenciales entre nifedipino y carbamazepina o fenobarbital. Debido a que ambos fármacos han demostrado reducir las concentraciones plasmáticas de un antagonista de los canales de calcio de estructura similar, el nimodipino, a través de una inducción enzimática, por lo que no se puede descartar la disminución en las concentraciones plasmáticas y eficacia de nifedipino (véase Precauciones generales).

Efectos de nifedipino junto otros fármacos:

Medicamentos que disminuyen la presión arterial: Nifedipino puede incrementar el efecto hipotensor de antihipertensivos administrados concomitantemente como:

• Diuréticos.

• ß-bloqueadores.

• Inhibidores de la ECA.

• Antagonistas de los receptores I de la angiotensina II.

• Otros calcioantagonistas.

• Agentes bloqueadores a-adrenérgicos.

• Inhibidores de la PDE-5 y

• a-metildopa.

Cuando nifedipino es administrado simultáneamente con ß-bloqueadores, el paciente debe ser vigilado debido a que en casos aislados se ha desarrollado insuficiencia cardiaca.

Digoxina: La administración simultánea de nifedipino y digoxina puede producir disminución en la depuración e incremento en las concentraciones plasmáticas de digoxina.

Se debe evaluar si el paciente presenta síntomas de sobredosificación con digoxina y si es necesario, deberá reducirse la dosis de digoxina considerando las concentraciones plasmáticas de digoxina.

Quinidina: Si se administran simultáneamente nifedipino y quinidina, las concentraciones plasmáticas de esta última pueden disminuir y, si se suspende el nifedipino, se observa un aumento notable en las concentraciones plasmáticas de quinidina de algunos pacientes. Por esta razón, siempre que se agregue o se suspenda nifedipino, hay que vigilar las concentraciones plasmáticas de quinidina y, si fuera necesario, ajustar su dosis. Algunos autores han notificado un aumento en las concentraciones plasmáticas de nifedipino después de la coadministración de ambos medicamentos, mientras que otros no han advertido ninguna modificación en la farmacocinética de nifedipino. En suma, es preciso vigilar atentamente la presión arterial cuando se añada la quinidina al tratamiento con nifedipino. Si procede, se reducirá además la dosis de nifedipino.

Tacrolimus: Se ha demostrado que tacrolimus se metaboliza a través del sistema 3A4 del citocromo P-450. Datos recientemente publicados, indican que a veces, hay que reducir la dosis del tacrolimus, si se administra junto con nifedipino. Cuando se coadministran ambos fármacos, conviene vigilar las concentraciones plasmáticas de tacrolimus y, si procede, reducir su dosis.

Interacciones con alimentos:

Jugo de toronja: El jugo de toronja inhibe la isoenzima 3A4 del citocromo P-450. La administración de nifedipino concomitantemente con jugo de toronja puede resultar en incremento de las concentraciones plasmáticas y acción prolongada de nifedipino debido a una disminución en el metabolismo de primer paso hepático o reducción en la depuración. Como consecuencia, el efecto hipotensor puede incrementarse. Después de la ingesta regular de jugo de toronja, este efecto puede durar al menos tres días. Por lo anterior, la ingesta concomitante de toronja/jugo de toronja con nifedipino está contraindicada (véase Dosis y vía de administración).

Otras formas de interacción: Nifedipino puede aumentar falsamente los valores espectrométricos del ácido vanililmandélico en orina. Sin embargo, no altera la medición con HPLC.



LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Literatura exclusiva para médicos. No se deje al alcance de los niños. Su venta requiere receta médica.

Hecho en Alemania por:

Bayer Pharma AG

Kaiser-Wilhelm-Allee

51368 Leverkusen, Alemania

Distribuido por:

BAYER DE MÉXICO, S. A. de C. V.

Bayer de México, S.A. de C.V.
Carr. México-Toluca km 52.5
C.P. 52000, Lerma, México
Reg. Núm. 211M92, SSA IV

123300415A0506



PRECAUCIONES GENERALES: En pacientes con hipotensión severa (presión sistólica < 90 mm Hg), insuficiencia cardiaca manifiesta o estenosis aórtica severa deberá tenerse precaución con el uso de ADALAT OROS®.

No se dispone de datos de seguridad y eficacia de estudios clínicos controlados en mujeres embarazadas.

Los estudios en animales han demostrado cierta variedad de efectos tóxicos en el embrión, placenta y feto (véase Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad). Cuando se administra durante y después del periodo de organogénesis.

No se ha identificado un riesgo prenatal específico a partir de la evidencia clínica disponible. Sin embargo, se ha reportado incremento en la incidencia de asfixia perinatal, cesáreas, así como prematuridad y retardo en el crecimiento intrauterino. Se desconoce si estos reportes se deben a la hipertensión, su tratamiento o a un efecto específico del medicamento.

La información disponible es inadecuada para excluir los efectos adversos del fármaco en la gestante o en el recién nacido. Por lo tanto, la administración después de la semana 20 del embarazo requiere cuidadosa evaluación del riesgo-beneficio y únicamente se deberá considerar ADALAT OROS® si otras opciones de tratamiento no están indicadas o no han demostrado ser eficaces.

Se deberá realizar un cuidadoso monitoreo de la presión arterial durante la administración concomitante de nifedipino con sulfato de magnesio I.V., debido a que puede inducir disminución excesiva de la presión arterial con riesgo para la madre y feto.

Como con otros materiales no deformables, debe tenerse cuidado cuando se administre ADALAT OROS® a pacientes con estenosis gastrointestinal severa y conocida, debido a que la tableta no se digiere y pueden ocurrir síntomas obstructivos. En casos muy raros puede ocurrir la formación de bezoars que pueden requerir intervención quirúrgica.

En casos únicos, se han descrito síntomas obstructivos en pacientes sin antecedente clínico de trastornos gastrointestinales.

Cuando se hacen estudios de rayos X contrastados con bario, el contenedor de ADALAT OROS® puede producir signos radiológicos falsos positivos (por ejemplo, defectos de llenado que pueden interpretarse como pólipos).

Los pacientes con función hepática alterada deben monitorearse cuidadosamente, en casos severos puede requerirse disminución de la dosis (véase Farmacocinética y farmacodinamia).

Nifedipino es metabolizado a través de la isoenzima 3A4 del citocromo P-450. Por lo tanto, los fármacos que inhiben o inducen este sistema enzimático pueden modificar el efecto de primer paso o de eliminación del nifedipino (véase Interacciones medicamentosas y de otro género).

Los fármacos que inhiben la isoenzima 3A4 del citocromo P-450 de forma y pueden aumentar las concentraciones plasmáticas de nifedipino son:

• Antibióticos macrólidos (por ejemplo, eritromicina).

• Inhibidores de proteasa de VIH (por ejemplo, ritonavir).

• Antimicóticos azólicos (por ejemplo, ketoconazol).

• Antidepresivos (por ejemplo, nefazodona y fluoxetina).

• Quinopristin/dalfopristin.

• Ácido valproico.

• Cimetidina.

Se estos fármacos se administran de forma concomitante se deberá vigilar la presión arterial y, si procede, se deberá considerar la reducción de la dosis.

El ajuste de la dosis hasta la dosis máxima diaria de 120 mg puede resultar en la ingesta máxima de 2 mmol sodio por día. Esto deberá considerarse en pacientes que llevan dietas controladas en sodio.

Para su uso en poblaciones especiales, (véase Dosis y vía de administración).



PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD:

Datos de seguridad preclínica: Los datos de seguridad preclínica no revelan daño especial en humanos con base a estudios convencionales a dosis únicas o repetidas de potencial tóxico, genotóxico y carcinogénico.

Toxicología en la reproducción: Se ha demostrado que nifedipino produce efectos teratogénicos en ratas, ratones y conejos, incluyendo anomalías digitales, malformación de las extremidades, paladar hendido, esternón hendido y malformación de la caja torácica.

Las anomalías digitales y la malformación de las extremidades, son posibles como resultado del flujo uterino comprometido, pero han sido también observadas en animales tratados con nifedipino únicamente después de terminar el periodo de organogénesis.

La administración de nifedipino estuvo asociada con una variedad de efectos embriotóxicos, placentotóxicos y fototóxicos, incluyendo mal desarrollo fetal (ratones, ratas, conejos), pequeñas placentas y vello coriónico no desarrollado (monos), muerte embrional o fetal (ratas, ratones y conejos) y prolongación del embarazo/disminución de la tasa de supervivencia neonatal (ratas; no se evaluó en otras especies). Todas las dosis asociadas con los efectos teratogénicos, embriotóxicos y fototóxicos en animales fueron tóxicas para la madre y varias veces la dosis máxima recomendada en humanos.

Fertilización in vitro: Los antagonistas del calcio, como nifedipino, se han asociado, en algunos casos de fecundación in vitro, a cambios bioquímicos reversibles en la cabeza de los espermatocitos que podrían determinar una alteración funcional. Si no se descubre ninguna otra explicación, los antagonistas del calcio, como nifedipino, deben incluirse entre las posibles causas del fracaso repetido de paternidad mediante fecundación in vitro.



PRESENTACIONES: Cajas de cartón con 10 o 30 tabletas de 30 mg y caja de cartón con 10 tabletas de 60 mg en envase de burbuja (aluminio/PP).



MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL:

Síntomas: Se han descrito los siguientes síntomas en casos de intoxicación grave por nifedipino.

Alteraciones del estado de alerta, que pueden llegar al estado de coma, disminución de la presión arterial, taquicardia, bradicardia y trastornos del ritmo cardiaco; hiperglucemia, acidosis metabólica, hipoxia y choque cardiogénico con edema agudo pulmonar.

Tratamiento de la sobredosis: En lo que al tratamiento se refiere, la eliminación de la sustancia y la restauración de las condiciones estables cardiovasculares tienen prioridad.

Después de la administración oral, está indicado el lavado gástrico; si es necesario, continuar con irrigación del intestino delgado.

Particularmente, en casos de intoxicación con productos de liberación prolongada como ADALAT OROS®, la eliminación debe ser completa tanto como sea posible, incluyendo el intestino delgado, para prevenir la inevitable absorción subsiguiente del ingrediente activo.

La hemodiálisis no tiene objeto, ya que el nifedipino no es dializable, sin embargo, se aconseja plasmaféresis (alta unión a proteínas, relativamente bajo volumen de distribución).

La bradicardia y otros trastornos del ritmo cardiaco deben tratarse con ß-simpaticomiméticos, la bradicardia severa con amenaza para la vida puede requerir tratamiento temporal con marcapaso.

La hipotensión como resultado del choque cardiogénico y vasodilatación arterial, puede tratarse con calcio (10-20 ml de una solución de gluconato de calcio a 10%, administrada por vía I.V. lenta y repetida si es necesario). Como resultado, el calcio sérico puede alcanzar el rango superior normal a niveles ligeramente elevados. Si no se logra un aumento adecuado de la presión arterial con calcio se podrá administrar adicionalmente, vasoconstrictores simpaticomiméticos, como dopamina o noradrenalina. La posología de estos fármacos depende únicamente del efecto conseguido.

Volumen adicional de líquidos deberá administrase con precaución debido al peligro de sobrecarga al corazón.